Posts etiquetados ‘valores’

Como madre estos son los consejos que doy a mis hijos para un buen comportamiento en el uso de las tecnologías:

  1. Comportarse con educación, también en las redes sociales. Agradece, sé ordenado, pon fotos bonitas, escribe bien, no metas prisas, no mientas, no insultes,… Pórtate como si tus padres o profesores estuvieran delante.

  1. Aprender (y enseñar!) a utilizar las redes sociales con tus padres o tutores.

  1. Utilizar siempre un antivirus y configurar el firewall. Mejor uno gratuito que uno pirata.

  1. Cuando sois pequeños, utilizar los sistemas de control parental, y la opción de SafeSearch en los buscadores.

  1. Conviene antes de tener tu propio dispositivo, que te entrenes en el de tus padres o en un dispositivo de la familia.

  1. Tener unas normas de uso claras:
    1. Horarios y tiempo de conexión
    2. Privacidad que exige tu familia
    3. Tipo de imágenes y contenidos que puedes compartir – Nunca datos personales
    4. Qué redes sociales y qué juegos puedes utilizar (Código PEGI).
    5. Qué páginas puedes visitar – algunas son no recomendadas y otras incluso ilegales.
    6. No dudar en pedir ayuda a los padres si te ves en peligro o amenazado.

  1. Colocar y utilizar el ordenador o tableta en un lugar de paso.

  1. Poner contraseñas en el dispositivo y para permitir la descarga de aplicaciones, para que sean los padres los que puedan controlar el acceso y nos puedan timar.

  1. Cuando ya tienes tus propios perfiles en una red social, debes entregar la contraseña a tus padres, por tu seguridad. Pero no debes compartirla con nadie más.

  1. Desactivar e incluso tapar con cinta la webcam de los dispositivos cuando no se esté utilizando. ¡Cuidado con los programas espía!

  1. Actitud proactiva a la hora de proteger tu privacidad: Cuídala tú y haz que los demás la respeten.

  1. Mucha comunicación con tus padres, con confianza. Tú entiendes mejor la tecnología, pero ellos entienden mejor a las diferentes personas, la sociedad y lo que ocurre en ella.

  1. Tienes que organizar tus horarios, para que las redes sociales no quiten tiempo al resto de actividades. ¡Hay mucha diversión y mucho que aprender también fuera de Internet!

  1. Los dispositivos deben apagarse por la noche y deberían “dormir” bajo la tutela de los padres, para evitar tentaciones.

  1. Sé tú mismo, quiérete como eres, respeta a los demás y hazte respetar, guarda tu intimidad, la de tu familia y la de tus amigos, crece, colabora y ¡crea un mundo mejor!

Cosas a las que hay que prestar especial cuidado:

  •  Respeto a la intimidad: a la propia, a la de la familia y a la de cada grupo de amigos.
  • Exhibicionismo: Es muy cansado el autobombo constante.
  • Dependencia: No necesitas la aprobación inmediata de los demás.
  • Si te pones nervioso por esperar una respuesta o por no tener tu conexión funcionando, es que estás abusando en el uso. Acostúmbrate y oblígate a pasar ratos desconectado.
  • Adicción: tenemos que dominar la voluntad y la TICs, no ellas a nosotros.
  • Amistad: no quedar nunca con un contacto de internet a solas.
  • Seguidores: No busques cantidad sino calidad. Que tus amigos lo sean de verdad, nunca desconocidos.
  • Privacidad: hay que configurarla muy bien, con ayuda de los padres.
  • Huella digital: puede ser para siempre. Todo los que compartimos en Internet deja de ser nuestro y de estar bajo nuestro control. Aunque a veces parezca lo contrario, no hay ninguna aplicación ni red social que garantice tu privacidad.

No todo lo que hay en la red merece nuestra atención. Hay que saber decir NO:

  • Cadenas de Hoax (bulos). No te lo creas y no lo compartas (pierdes datos y tiempo).
  • Solicitudes de amistad de desconocidos.
  • Imágenes y vídeos no aptos: No lo mires. No compartas. Habla con tus padres o profes sobre ello.
  • Envío de imágenes íntimas. Sexting. Casi siempre serán utilizadas en tu contra.
  • Acoso escolar, menosprecio verbal o amenazas. No lo empieces, no lo sigas, no lo permitas. Frénalo siempre. Si lo sufres, habla con tus padres o profesores sobre ello.
  • Retos, acosos o exigencias. No tienes nada que demostrar a quien te pone a prueba.
  • Condiciones abusivas al descargar una aplicación. ¡Ojo! Hay aplicaciones que se quieren aprovechar de tus cuentas y perfiles. Si las condiciones no están claras, busca otra aplicación similar que no “te utilice” para sus fines.

Para más detalles, si eres padre o educador, puedes encontrar toda la información en mi libro “#SOCORRO! ¿qué hace mi hijo en las redes sociales? – Educar en el buen uso de las redes sociales”. También puedes escuchar la entrevista que me hicieron en el programa “Educa en Digital” de Radio3W hablando de estos consejos, aquí.

¿Te gustaría una ponencia en tu centro escolar o asociación? Puedes contactar conmigo directamente desde el blog, o a través del mail, como indico en la págiEmotiOKna de contacto.

Si estos consejos te han parecido interesantes, no dudes en compartirlos y en añadir tus comentarios abajo.

Anuncios

Todos podemos percibir que estamos viviendo una época de grandes cambios. Lo que ya se denomina como la “Era Digital”, la “Era de la Comunicación” o la “Era del Conocimiento” está provocando grandes cambios en la forma de interactuar con el mundo, con la sociedad, nuevas formas de aprender de comunicarnos, de comprar, de trabajar, de crear… Podemos tomar una actitud de rechazo al cambio, o podemos tomar las riendas, descubrir todas las ventajas y sacar el máximo provecho de ellas. Las “Nuevas Tecnologías” no son algo del futuro, son nuestro presente y ser capaces de entenderlas y tener el criterio suficiente para utilizarlas adecuadamente se hace imprescindible.

 

Este blog, junto con mi libro “#Socorro! ¿Qué hace mi hijo en las redes sociales?” tratan de exponer unas reflexiones sobre la forma en que los padres y educadores, nacidos en una “época analógica” completamente diferente, podemos ayudar a nuestros hijos a tener ese criterio, a sacar el máximo partido a las nuevas tecnologías y a hacer un buen uso de las mismas, evitando los riesgos que también existen y preocupándonos ante todo por su seguridad física, psíquica y moral. Libro

 

Según varios estudios, alrededor del 65% de nuestros hijos que actualmente están en edad escolar, trabajará en una profesión que aún no está inventada, relacionada con las nuevas tecnologías. Muchos serán los que inventarán las nuevas aplicaciones y redes sociales del futuro. Es tan importante educarles en el buen uso de las redes sociales, por ejemplo, como enseñarles química o física. La nueva Ley de Educación ya incluye las Competencias Digitales que se podrían resumir en el concepto de educar el criterio para ser capaces de manejar la casi infinita cantidad de información que podemos encontrar en Internet. Desde casa, desde la familia, los padres tenemos también la necesidad de entender algunos conceptos, para poder guiar a nuestros hijos, que aunque controlan mejor la parte técnica, necesitan ayuda para formar su sentido común, para descubrir los valores y hacerse responsables. Como dijo Spiderman: “todo gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y las nuevas tecnologías nos otorgan un gran poder.

 

¡No es tan difícil! ¡No podemos dejarnos vencer por la pereza! Nosotros, “padres del siglo pasado” podemos y debemos ayudar a nuestros hijos. Ellos lo necesitan y además, lo merecen. Es nuestra obligación el tratar de entender al menos la filosofía de las redes sociales y de las nuevas tecnologías, para que nuestros hijos tengan en nosotros el apoyo que necesitan y el sentido común que nos otorga la experiencia de vida.

Os animo desde aquí a participar en el blog, a aportar nuevas ideas sobre artículos de interés, a consultar, a comentar, a debatir. Siempre que impere la buena educación y las críticas sean constructivas, serán bien recibidas.